Hace ya un par de semanas (perdón por la tardanza, pero el tiempo libre para llegar hasta aquí y actualizar a modo de post escasea mientras uno está perdido entre letras y más letras trabajando mucho pero pasándolo bomba) y como introducción a nuestras futuras clases de talla de letras sobre piedra con Fraçoise Berserik realizamos un safari tipográfico alrededor de La Haya. Fue la excusa perfecta para conocer un poco mejor esta preciosa ciudad y lo poblada que está de letras contando la historia de la misma.